Nuestra Revista

Fabricio Altamirano (ElSalvador.com), Cecilia Figueroa (QueOndas.com) y Carla de Vanegas (Tecoloco.com)

Lo que ustedes verán a continuación no sólo son palabras.... son imágenes y remembranzas de nuestro país y de nuestra gente. De ese país que todos queremos recordar con una sonrisa, con nostalgia; ese que necesita de todos nosotros no importa donde estemos.

Hagan de esta lectura una experiencia nacional y siéntanse orgullosos de decir  "soy salvadoreño". 

Historia
En 1996 nació esta revista. Fue entonces cuando se concretó el propósito de presentar al país en una forma diferente: mostrar la otra cara de la gente de El Salvador.
Han transcurrido los años y nuestro trabajo ha tenido sus frutos, habiendo llegado ya a millones de salvadoreños en todos los rincones del mundo.

El 17 de octubre de 2002 recibimos el máximo galardón a un sitio de El Salvador en Internet, La Arroba de Oro 2002, nos fue entregada como el "Máximo Ganador", como el "Mejor sitio en la categoría de Entretenimiento" y fuimos nominados también, en la categoría de "Proyección de El Salvador".

Ningún premio habría sido posible sin ustedes, nuestros lectores. Tengan en cuenta que el principio y el fin de esta revista es la gente de El Salvador.

Trataremos de entregarles algo nuevo cada dia. Pero, tengan en cuenta que somos sólo un grupo de personas que trabaja con el único objetivo de decirle al mundo "aquí estamos".

Gracias por permitirnos llegar hasta sus corazones y desperezar algún recuerdo. Nunca se olviden que lo que engrandece una nación es su gente, no sus fronteras.

El 17 de octubre de 2002 recibimos el máximo galardón a un sitio de El Salvador en Internet, La Arroba de Oro 2002, nos fue entregada como el "Máximo Ganador", como el "Mejor sitio en la categoría de Entretenimiento" y fuimos nominados también, en la categoría de "Proyección de El Salvador".

Ningún premio habría sido posible sin ustedes, nuestros lectores. Tengan en cuenta que el principio y el fin de esta revista es la gente de El Salvador.

Trataremos de entregarles algo nuevo cada dia. Pero, tengan en cuenta que somos sólo un grupo de personas que trabaja con el único objetivo de decirle al mundo "aquí estamos".

Nunca se olviden que lo que engrandece una nación es su gente, no sus fronteras.

Más sobre la Arroba de Oro 2002